Cómo evitar la sensibilidad dental este verano

Aunque la sensibilidad dental puede aparecer en cualquier momento, en verano la probabilidad de sufrirla se incrementa debido al aumento de consumo de alimentos y bebidas frías.

En Dental Argeme hoy queremos que conozcas qué es exactamente la sensibilidad dental y qué precauciones puedes tomar este verano para combatirla.

La sensibilidad dental o hipersensibilidad es una molestia que aparece al exponer el diente a estímulos térmicos (bebidas o alimentos fríos o calientes), táctiles (presión en el cepillado), químicos (alimentos ácidos o dulces) o a la deshidratación. Puede afectar a una o varias piezas dentales y en ella no pueden establecerse “grados”, pues se trata de un problema subjetivo, variando el umbral de dolor de una persona a otra.

La sensibilidad dental se produce cuando el esmalte, que ejerce de escudo protector, se desgasta dejando al descubierto la dentina y, en ocasiones, la propia raíz del diente, haciendo que los estímulos externos alcancen las terminaciones nerviosas y se origine esa desagradable sensación de malestar.

Las causas de ese desgaste son variadas: caries, fisuras, restauraciones mal ajustadas, traumatismos dentinarios, cepillado dental con cepillos excesivamente duros, uso de productos blanqueantes demasiado abrasivos o consumo de alimentos ácidos.

 

¿Qué puedo hacer para combatir la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental puede prevenirse y tratarse una vez que ya ha aparecido.

Aquí te dejamos algunas medidas de prevención:

 

  1. Mantener una buena higiene bucodental, cepillándote los dientes después de cada comida y complementando la limpieza con hilo dental. Te recomendamos cepillarte los dientes con un cepillo de cerdas suaves con extremos redondeados y superficie lisa para prevenir la abrasión del esmalte y la retracción de encías.

 

  1. Evitar los alimentos cítricos. Algunos alimentos, como el zumo de naranja, contienen ácidos que alteran los niveles de pH de la boca, favoreciendo la erosión y desgaste del esmalte. Un truco para equilibrar los niveles de pH es beber agua o leche después de ingerir este tipo de alimentos.

 

  1. Mantener una dieta equilibrada tomando alimentos ricos en fibra como frutas, verduras, legumbres y cereales.

 

  1. Si tomas bebidas o alimentos fríos, debes esperar unos minutos antes de ingerirlos para que pierdan el frío intenso del refrigerador.

 

  1. En caso de que padezcas sensibilidad provocada por bruxismo (rechinamiento de dientes), el tratamiento más efectivo es utilizar una férula nocturna que proteja los dientes y evite que los aprietes.

 

  1. Abandonar hábitos dañinos para nuestra boca, como son el morderte las uñas, abrir botellas con los dientes o usar palillos de dientes.

 

  1. Evitar una exposición prolongada al cloro de las piscinas, ya que puede provocar erosión y decoloración del diente debido a los químicos que lo componen.

 

Si crees que tu sensibilidad dental es excesiva o no mejora con estas medidas, ven a vernos. En Dental Argeme te asesoraremos y te ofreceremos el tratamiento que mejor se ajuste a tus necesidades.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *