La endodoncia

¿Qué es una endodoncia?

La endodoncia supone una intervención realizada para intentar conservar un diente que de otra forma tendría que ser extraído. Consiste en la eliminación del tejido pulpar (ubicado está en el interior del diente y ocupa desde la corona hasta la raíz, conteniendo los vasos sanguíneos y los nervios), y así poder mantener este y su función masticatoria.

¿Por qué hay que realizar la endodoncia?

Una caries profunda o una infección causada por esta son los problemas habituales que llevan a realizar esta intervención, pero existen otros factores como el bruxismo (que conlleva un desgaste de los dientes), la abrasión o el dolor intenso al ingerir alimentos muy fríos o calientes causado por ejemplo, por algún traumatismo.

¿En qué consiste una sesión de endodoncia?

Primero se anestesia la zona con anestesia local y se procede a aislar el resto de la boca para que esta no se vea afectada por la intervención. Después se realiza una apertura en la corona de la pieza dental o se aprovecha un espacio, si ya existe, al haber a caries. Una vez hecho esto, se accede a la pulpa y se extrae, limpiando así la zona donde se encuentra el nervio y desinfectándola. Después se sella la apertura.
Mediante la gutapercha, un tipo de goma derivada del caucho se sella la parte final del conducto hasta llegar a la cámara pulpar para evitar que ningún fluido pueda llegar después a zonas no obturadas.
Finalizada la endodoncia, el diente debe ser restaurado en muchos casos para de darle un aspecto natural. La reparación de la pieza dental se puede hacer con incrustaciones de resina o con cerámicas. Estos dos tratamientos, más conservadores y estéticos que el uso de las coronas y fundas, solucionan tanto aquellos casos en los que los dientes han sufrido daños pequeños, como en aquellos en los que la pieza ha sufrido una gran destrucción y el espacio a cubrir es demasiado grande.

La intervención puede provocar, en determinados casos, un dolor leve en la zona tratada que no suele durar más de una semana.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *