El colutorio dental

El colutorio o enjuague bucal debe ser siempre un complemento del cepillado de dientes, nunca un sustituto.

¿Qué es el colutorio?

Los enjuagues bucales son un complemento del cepillado de dientes, como lo es el hilo dental o el cepillo interproximal. Nos ayuda , sobre todo, a combatir la caries, reducir la gingivitis y mejorar cualquier problema de halitosis.

¿Con qué frecuencia debo usarlo?

Hay muchos tipos de colutorios, que se crean poniendo el foco en distintos problemas, pero debemos tener en cuenta que algunos deben usarse de forma limitada en el tiempo o pautada y dirigida por un odontólogo, ya que contienen productos químicos y por tanto, un mal uso o un abuso de los mismos puede conllevar determinados problemas, como por ejemplo manchas en los dientes o desgaste del esmalte.

Debemos tener un cuidado especial con aquellos enjuagues que contienen clorhexidina, ya que su uso prolongado (más de 10-15 días) puede provocar tinciones o pigmentaciones de los dientes y la lengua y las encías, además de alterar el sentido del gusto. Asimismo, necesitan usarse de manera adecuada los colutorios compuestos por hexitidina porque tiñe la dentadura.

Si se abusa del flúor, podría darse una fluorosis y si se usa con mucha frecuencia un colutorio que lleva alcohol, puede irritar la mucosa oral.

En caso de tener dudas sobre su uso, consulta a tu odontólogo cuál debes utilizar y con qué frecuencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *